Neumáticos MTB

Explicábamos en el artículo anterior sobre los tipos de Neumáticos para la práctica del Ciclismo, sin embargo, hablando especialmente de Neumáticos MTB presentan características propias de ésta especialidad, por ejemplo: Los distintos compuestos, las carcasas y el diseño del taco.

En el apartado de los compuestos, se manejan por una nomenclatura que consiste en un número y una letra, por ejemplo: 60A, entre más bajo sea el número, más blando es el compuesto, por lógica, entre más alto es más duro.

 Existen neumáticos que están fabricados con doble compuesto, y hasta triple compuesto. Quiere decir que, por lo general, el compuesto más duro es la parte central de la banda de rodadura y el blando está más hacia las orillas de la banda, esto con el propósito de mejorar el agarre en curva.

Cabe mencionar que entre más blando es el compuesto, se agarra mejor, pero dura menos. Y entre más duro es, dura más. Ofrece menor resistencia de rodadura por lo que cuesta menos esfuerzo moverlo, pero se agarra menos. Por lo que es recomendable que sepas qué uso le darás a la bici, si es para competir, o si es recreacional. Esto te servirá mucho a la hora de seleccionar el neumático más adecuado a tus necesidades.

La carcasa es eso que le da forma al neumático, y se clasifica de acuerdo al número de hilos por área que tenga, se expresa TPI, que quiere decir Threads Per Inch, o sea, Hilos por Pulgada. En los neumáticos de MTB de MAVIC, va de 66 tpi, hasta 127 tpi. ¿Y qué significa?, bueno que cuando tiene menos hilos tenga, al momento de la Vulcanización entra más caucho entre los hilos con lo que se consigue una llanta resistente a las pinchaduras, pero son más pesadas.

En cambio, las que presentan tpi altos, entra menos caucho entre los hilos por lo que son ligeras, pero menos resistentes a los pinchazos, a menos de que cuenten con capas extra.

Con respecto al Dibujo, ó Taqueado se diseña según sea el propósito para lo que está diseñado el neumático. Es decir, si es para terreno compacto, para terreno suelto, para terreno con barro ó si es de Cross Country, o para Downhill.

Los de Cross Country son de alrededor de 1.8” y hasta 2.2” de ancho, y los de Enduro, Trail y Downhill van de los 2.3”, hasta 2.5”.

En un neumático de Cross Country, se busca que sea de rodar rápido, mientras que en uno de Downhill se busca el buen agarre. Si las condiciones se vuelven húmedas, el diseño cambia.

Otro aspecto que se debe considerar es el aro en el que serán

Instalados los neumáticos, existen distintos anchos de aro en función de para qué especialidad de ciclismo de montaña se trate. Los de Cross country, por ejemplo, presentan anchos de 20 a 22 mm al interior del aro. Este aspecto se debe considerar porque si se instala un neumático de ancho 2.1” de Cross Country en un aro de Downhill, la carcasa y en general todo el neumático pierde su forma con la que ha sido concebido, por lo que pierde rendimiento y no funcionará apropiadamente. Por el contrario, si instalas un neumático 2.3”, o 2.5” de Enduro o Downhill en un aro de Cross, el neumático quedara demasiado redondeado y se puede destalonar del aro, es decir, se puede salir del aro.

A pesar de los avances tecnológicos, no existe el Neumático Perfecto, que te sirva para todo y que presente todas las características. De lo que se trata es de saber qué tipo de bici tienes, por qué tipo de terreno sueles rodar y hasta de tu estilo de conducción para escoger el que más se ajuste a tus necesidades.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *